<Ponga aquí su dirección>

<Ponga lugar y fecha>

Estimado Sr,

Estamos muy preocupados por los planes de la Unión Europea para forzar cambios en la convención de Munchen con el fin de legalizar las patentes de software y, finalmente, las técnicas comerciales. Creemos que dicha decisión podría generar una gran incertidumbre jurídica, haría estragos en la industria independiente europea del software, y a medio plazo, mermaría la innovación y las inversiones en la industria del software.

Entendemos que las patentes de software constituirían buenas fuentes de ingresos para abogados y oficinas de patentes. También entendemos que los grandes propietarios estadounidenses de patentes, como IBM, Bell Labs, Microsoft, etc. están ansiosos por "usar sus carpetas" en Europa y que la convención de Munchen lo hace bastante difícil en estos momentos. También sabemos que algunos países miembros de la Unión Europea no están imponiendo la convención de Munchen con el celo que debieran, generando una cierta confusión.

Pero eso no demuestra que legalizar las patentes de software sea correcto en términos económicos, de empleo, o de innovación y libre competencia. Podemos asegurar que para nosotros las patentes de software significan un incremento en los riesgos, menos capacidad de eleción y costes mayores sin garantizarnos una protección mejor. Creemos que, en un momento en que las patentes de software están recibiendo más y más críticas en Estados Unidos, los órganos de gobieno de la Unión Europea deberían dedicarles tiempo y considerar las razones siguientes. Lea, por ejemplo, en el número de Mayo de la revista Red Herring (el punto de referencia en Estados Unidos para los inversores en tecnología) el artículo llamado "I will sue your ass" (Voy a demandarle hasta el culo).

Argumento 1: cualquier editor o desarrollador de software tiene el 99.9% de posibilidades de infringir la patente de un tercero - ¿quién va a asumir el riesgo de verse demandado?

En Estados Unidos se patentan procesos del software muy elementales, como el "uso de la función exclusiva que cambia el blanco por el negro". El 95% de las patentes emitidas en Estados Unidos son aplicaciones muy elementales de funciones matemáticas o características requeridas por los usuarios. Debido a que cualquier software utiliza miles de esos procesos elementales, y a que compañías como IBM, Bell Labs, etc. han patentado decenas de miles de esos procesos elementales, cualquier compañía que publique software corre el riesgo de ser demandada.

Si ambas compañías poseen patentes, el pleito puede ser resuelto mediante la licencia cruzada de patentes. En caso contrario, la compañía más pequeña, que habitualmente no tiene dinero para patentar los procesos más elementales del software, será obligada a pagar o a retirar su software del mercado. Lo mismo ocurrirá si el propietario de la patente no publica software. Esas compañías ya existen en Estados Unidos y viven de sacar todo el dinero que pueden de los desarrolladores de software sin tener que asumir ningún riesgo (por ejemplo http://www.intermind.com ).

Como consecuencia, editar sotfware, o incluso proporcionar un servicio de desarrollo de software, resulta muy arriesgado. Esto podría llevar al cierre de las empreas pequeñas y a la huída de los inversores de la industria del software. Lo que realmente favorecen las patentes de software es la concentración y el monopolio frente a las empresas pequeñas e innovadoras. Las patentes de software también favorecen a los propietarios de patentes frente a los autores de software. Las empresas como Microsoft, que cuyo crecimiento fue posible hace 15 años gracias a la ausencia de patentes de software que lo impidieran, ya planean usarlas para eliminar a sus competidores (lea, por ejemplo, http://www.opensource.org/halloween2.html).

Consecuencia 1: Las patentes de software ayudan a las grandes empresas a eliminar a sus pequeños competidores

Consecuencia 2:Las patentes de software benefician a los propietarios de patentes contra los fabricantes de software

Argumento 2: El software bien desarrollado cuesta más que una idea patentable de software

La mayoría de las patentes de software son ideas bastante obvias que cualquier abogado experto puede disfrazar de procesos técnicos. Lea, por ejemplo la patente estadounidense 5,842,221 sobre un "Sistema dinámico de preguntas más frecuentes (FAQ)". Bien, esta patente es bastante estúpida y se puede pensar que la Oficina Europea de Patentes nunca permitirá algo así. Entonces vea por sí mismo algo más trivial: el uso de la función exclusiva OR para la inverisión de mapas de bits (bitmaps) (US4197590) que fue registrada en al menos tres países europeos (FR2338531, DE2701891, DE2760260, DE2760261, GB15419) engañando la ley y alegando que "la función xor se usa en la invención de un dispositivo tipo pantalla". Por supuesto esta patente será muy difiícil de defender actualmente en Europa estrictamente en lo concerniente al software pues el propietario se arriesga a su cancelación, basándose en que "las patentes de software son ilegales". Pero si se revisa la convención de Munchen, posiblemente veamos más pleitos por la patente de la función xor u otra función igualmente ridícula que ninguna oficina de patentes estará en condiciones de rechazar automáticamente.

En términos económicos, el problema de patentar ejemplos de ideas de software es que encontrarlas carece parácticamente de costes; especialemente cuando provienen, como las interfaces de usuario, de las propias sugerencias o peticiones de los mismos. Por el contrario, el desarrollo de estas ideas para proporcionar software utilizable es muy caro. La ley debería proteger a aquél que invierte mucho tiempo y dinero. Ése es exactamente el problema de las patentes en la industria que fueron diseñadas para proteger los procesos industrales complejos y no ideas de negocio. Pero en el caso del software, las patentes protegen a la persona que no asume un riesgo real.

Consecuencia 3: Las patentes de software benefician a la parte que asume menos riesgos

Argumento 3: La búsqueda de precedentes es casi imposible.

Las oficinas de patentes, incluso con gran esfuerzo y valor, probablemente no puedan comprobar si hay precedentes en las patentes de software, principalmente porque la mayoría de las ideas y procesos de software son publicados sin haberse patentado, pero también porque es muy difícil clasificar los procesos de software. Muchas patentes basadas en la teoría de control pueden ser reformuladas en la teoría de la lógica neuro-borrosa. ¿Quién va a comprobarlo? Como resultado, los propietarios de patentes no estarán bien protegidos y los demandados nunca sabrán si la demanda es justa o no.

Consecuencia 4: Las patentes de software no protegen a los inventores

Argumento 4: Las patentes de software son incompatibles con los métodos de programación avanzada

Los nuevos métodos como la meta-programación, sistemas adaptativos, vida artificial, etc. permiten que un programa se genere a sí mismo o la generación de otros programas basados en condiciones eternas y especificaciones dadas por el usuario final. Otros métodos de programación avanzada incluyen armazones muy abstractos que permiten especificar un programa en términos muy descriptivos. Además, La equivalencia teórica entre programas y las pruebas matemáticas hacen muy difícil poder patentar los primeros pero no las segundas.

Consecuencia 5: Las patentes de software provocan incertidumbre jurídica en la tecnología de la programación avanzada

La consecuencia general es que las patentes de software provocan cantidades ingentes de incertidumbre jurídica en la industria del software, que nunca beneficia a la economía. Las patentes de software permiten que ciertos individuos o empresas empleen tácticas de "terrorismo judicial" en lugar de proteger a los auténticos innovadores. Muchos productos europeos innovadores, como el protocolo de seguridad SSH, la base de datos MySQL, el armazón QT, Linux, KDE, han sido primero publicados en Europa y luego se han convertido en estándares industriales en todo el mundo. Con patentes de software, esos productos nunca hubieran existido.

Los gobiernos de la unión europea deberían detener cualquier decisión en la conferencia de Paris el 24 y 25 de Junio para tener tiempo de estudiar las consecuencias económicas globales de las patentes de software para la industria del software: innovación, competencia, consecuencias a corto, medio y largo plazo. No urge tomar ya la decisión.

Pregunta
<Ponga aquí cualquier pregunta inteligente que les obligue a responder>
<Hágales enviarle kilos de papel si puede>
<Haga que tomen partido>
<Las administraciones están legalmente obligadas a contestar>
<Ayúdeme a incluir la mayor cantidad de preguntas posible>

¿Puede dirigirme al estudio económico que sirve de base para decidir que deben legalizarse las patentes de software?
¿Puede decirme la proporción de fabricantes de software en la base de datos interna europea que haya consultado?
¿Puede explicarme qué las medidas que se han considerado para defender a los desarrolladores independientes?
¿Puede explicarme qué las medidas que se han considerado para defender Linux y el Software Libre?
¿Puede facilitarme las actas de la conferencia de Londres?
¿Puede facilitarme la lista de individuos a que se consultó la directiva de la Unón Europea y su profesión?
¿Cree que con la convención de Munchen, las equivalencias a la patente US4197590 podrán ser impuestas en Europa en lo estrictamente referente al software?
¿Cree que un programa que en un futuro genere otro programa con procesos patentados infringe la patente?
¿Cree que las patentes de software deberían ser impuestas en las empresas que como servicio proporcionen desarrollo personalizado de software? ¿Qué tipo de control se ha previsto?

Saludos,

<Ponga aquí su nombre>

<No olvide enviar las respuestas a jp@smets.com para que sean publicadas en www.freepatents.org>